26 de enero de 2016

10 recomendaciones previas en torno al uso de la Realidad Virtual (VR) inmersiva en el aula

Es importante que tengamos presentes algunas recomendaciones previas necesarias, antes de utilizar la VR en el aula (o fuera de ella).

Fuente: https://mir-s3-cdn-cf.behance.net/projects/404/65337026463525.555f346c0774b.jpg

Aunque algunas de dichas recomendaciones pueden resultar obvias, nunca está de más recordarlas.
  1. Edades de uso: No es recomendable el uso de visores VR tipo cardboard a menores de 8 o 9 años, ya que la vista no está del todo desarrollada hasta esas edades. Por otro lado, en función del tipo de contenido o visor inmersivo (como Oculus o HTC Vive), su uso se estipula a partir de 12 o 13 años.
  2. Supervisión adulta: El uso de dispositivos o visionado de contenidos VR por parte de menores de edad debe realizarse siempre bajo la supervisión de un adulto. Imprescindible chequear antes los contenidos que visualizarán nuestros alumnos.
  3. Tiempo de exposición: No se recomienda un uso prolongado de este tipo de dispositivos. Como máximo 15 o 20 minutos por sesión.
  4. Seguridad entorno: Los dispositivos VR no deben ser utilizados mientras realizamos ciertas actividades físicas y siempre deberemos seleccionar lugares o zonas seguras, sin obstáculos que puedan interferir en nuestros movimientos.
  5. Estímulos audiovisuales: Algunos estímulos audiovisuales VR pueden NO ser recomendables para personas que padezcan trastornos de tipo nervioso y/o relacionados, por ejemplo, con la epilepsia.
  6. Manipulación componentes: Algunos visores VR contienen imanes que se han de manipular para su montaje. Son elementos NO aptos para personas con marca-pasos.
  7. Asegurar smartphone: Es importante asegurar nuestro teléfono smartphone al dispositivo VR, de forma correcta, ya que nuestro teléfono móvil puede caer y dañarse, si no se usa con precaución.
  8. Luz solar: La mayoría de visores no se deben exponer a la luz solar de forma directa, ya que las lentes del visor pueden ejercer de “efecto lupa” y ocasionar desperfectos importantes o incendios.
  9. Materiales: En función del material del que esté hecho tu visor, también deberás protegerlo de agentes externos como la lluvia, para que no se dañe.
  10. Consentimiento previo: Según los destinatarios o la actividad VR a realizar, valora si es necesario vehicular un documento de consentimiento previo, firmado por un adulto, y/o una hoja informativa que contemple estas y otras recomendaciones.
Existen toda una serie de recomendaciones éticas de mayor magnitud, que en un futuro post trataremos de abordar. Las presentadas en este artículo serían las básicas que debemos considerar antes de implementar el uso de VR en el aula.

Equipo All VR Education.